Series


  
  



 

VIKINGS, de Michael Hirst

LA SAGA NÓRDICA | por Santiago García

La serie creada por History Channel es una espectacular combinación entre historia y aventura, logrando una mirada plausible y a la vez entretenida de los vikingos y su época.



Vikings pertenece a un subgénero de series que en el siglo XXI han tenido un público fiel y un gran reconocimiento: Las series basadas en personajes históricos. Como Los Borgia, The Tudors o más cercana en el tiempo, The Crown. Pero a diferencia de las mencionadas y de la mayoría, el tema principal, las historias reales y legendarias del vikingo Ragnar Lodbrok, le permite a la serie sumergirse en el mundo de las aventuras medievales generando otra clase de entretenimiento. Aunque hay intrigas de poder, traiciones, ambiciones personales y manipulaciones, todo esto queda dentro del marco de escenas de acción, grandes batallas y espectaculares secuencias en exteriores. En ese aspecto, Vikings podría ser una fusión entre las series históricas y las de fantasía, como Game of Thrones, aunque sin sumergirse jamás en el elemento fantástico.

La serie es producida por History Channel y su creador es el académico convertido en guionista de cine y televisión Michael Hirst, responsable del guión de la película Elizabeth(1998) y de la serie The Tudors, entre otras cosas. Desde un comienzo la idea fue tomar la mayor cantidad de elementos basados en hechos reales, tanto en la historia como en la forma de vida de los pueblos nórdicos medievales que suelen ser llamados “vikingos”.

Todo gira en torno a la figura de Ragnar Lodbrok, famoso héroe de la cultura nórdica, saqueador de Northumbria, Francia y Bretaña. Lodbrok es un granjero inquieto que se rebela contra el señor de su comarca. Mientras que la costumbre era ir todos los años hacia el este, Ragnar quiere ir hacia el oeste, con la ayuda de Floki, genio inventor, constructor de drakkars (las famosas naves vikingas). Ragnar, casado con Lagertha y con dos hijos, se convierte en el héroe de su pueblo cuando su rebeldía surte efecto, pero entra en conflicto con el hombre más poderoso, el conde Haraldson.

Desde el primer capítulo se vislumbran gran parte de los conflictos que se desarrollarán en la serie. Rollo, el hermano de Ragnar, que ha crecido a la sombra de su hermano, amenaza con ser un futuro rival. El propio Ragnar entra en conflicto con el poder, pero cualquier que sepa un mínimo de historia sabe que ir al oeste es lo que cambió el rumbo de los pueblos nórdicos y que sus naves dejaron su huella en el tiempo. Ragnar es el innovador, el visionario, Ragnar es el líder que lleva hacia adelante.

La serie explora los conflictos de la tribu, las luchas por el poder, los problemas de familia, las batallas con otros pueblos. Con esa dinámica entre lo privado y lo histórico la serie va ganando en entretenimiento y dramatismo con el correr de los capítulos, tratando a la vez de lograr un equilibro entre el salvajismo de sus protagonistas y su costado más humano. Los vikingos no son idealizados, pero su punto de vista nos va haciendo estar cada vez más comprometidos con ellos y la serie debe evitar el rechazo de los espectadores.

Para lograr un complejo e interesante nuevo punto de vista, la serie incluye al personaje de Athelstan, un joven y noble monje cristiano anglosajón. Su aparición logra generar que las convicciones del protagonista se enfrenten a una nueva mirada del mundo. Athelstan produce también la desconfianza y los celos de Floki, amigo de Ragnar. La amistad es también uno de los temas de la serie, en gran parte alrededor de estos tres personajes. Ese vínculo será otra de las variables del drama a lo largo de los capítulos.

El otro personaje clave es Lagertha, ella es el ejemplo perfecto de mujer vikinga y si bien la serie se toma algunas licencias históricas y culturales, muchas de las cosas que se ven en la serie con respecto a la fuerza, independencia y poder de las mujeres es bastante cercano a la realidad. Este gran personaje irá también evolucionando, adquiriendo más y más importancia. La cultura que tan bien muestra la serie incluye también el concepto de pareja, familia y sexualidad propio de los pueblos nórdicos.

La serie nació cuando su creador Michael Hirst fue convocado por MGM para hacer una remake de Los vikingos, la película de Richard Fleischer protagonizada por Kirk Douglas en 1958. La película nunca se hizo pero la serie terminó convirtiéndose en todo un éxito. Está claro que siendo una saga nórdica, la suma de temporadas le aporta bastante. Y quienes deseen conocer más de la historia de los vikingos y su época dorada, la serie es una gran puerta de entrada. Sutilmente didáctica, Vikings permite al espectador aprender mucho, pero por suerte no le tiembla el pulso a la hora de inventar y tomarse licencias históricas, lo que hace que la serie no decaiga nunca. Vikings sería, para definirla de alguna manera, una serie histórica de aventuras, una saga de intrigas políticas y al mismo tiempo un retrato intimista de las pasiones y sentimientos de un grupo de personajes medievales, pero con los que cualquier espectador actual puede identificarse.





 

©2005-2017 Revista Leer Cine. Todos los derechos reservados.

Home | Películas | Series | Libros | Cursos de Cine | Cine Clásico | Cine Argentino | Cine Oriental
Novedades y Lanzamientos | Entrevistas | Newsletter | Edición Impresa | Quienes Somos | Contacto
 Web Design www.imkt.com.ar